lunes, 16 de enero de 2012

Virus de Schmallenberg: enfermedad emergente

Durante los últimos meses se han detectado en varias granjas de vacuno de Alemania y Holanda casos de una enfermedad que cursa con fiebre, disminución de la producción de leche, falta de apetito, pérdida de condición corporal y, en algunos casos, diarrea en los animales. El cuadro desaparece en unos pocos días. En Alemania los casos se han concentrado en la región de North Rhein Westphalia. Posteriormente se ha extendido de Holanda a Bélgica, donde también se han detectado granjas infectadas.

 
Aunque en un principio los casos de detectaron en vacuno, en Holanda y Bélgica se han producido casos de malformaciones fetales en corderos (artrogriposis, escoliosis, lesiones cerebrales) nacidos de ovejas que no habían manifestado los signos clínicos descritos anteriormente.
 
Las primeras investigaciones llevadas a cabo en el Friedrich Loeffler Institute alemán han descartado diversas enfermedades como la Lengua Azul, la Enfermedad Hemorrágica y Epizoótica, la infección por pestivirus o el virus del Valle del Rift.
 
Mediante técnicas moleculares se han detectado secuencias víricas próximas filogenéticamente a las de los Orthobunyavirus. Este grupo de virus incluye un subgrupo en el que se encuadran los virus de Akabane, Aino y Shamonda. Son virus que afectan a los animales, producen signos clínicos leves y se transmiten por insectos. La infección fetal en los primeros estadios de la gestación puede causar abortos o malformaciones congénitas.
 
La Unión Europea considera "improbable" pero "no descarta" que el virus pueda transmitirse a los humanos, según revela un informe realizado por el Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC). Con todo, existen muchos aspectos desconocidos acerca de este nuevo virus como son el vector, la posibilidad de transmisión entre animales o su origen. Tampoco existen pruebas serológicas disponibles para realizar estudios de vigilancia. El desarrollo de técnicas de diagnóstico, la disponibilidad de vacunas y el conocimiento de la epidemiología del virus son aspectos en los que los diferentes grupos de trabajo europeos se encuentran ya trabajando.
 
Mientras se consiguen estos avances, es imprescindible vigilar la aparición de casos compatibles y comunicar cualquier sospecha a las autoridades sanitarias veterinarias competentes.
  • ¿Crees que debería ser una enfermedad de declaración obligatoria?
  • ¿Crees que España debería tomar medidas preventivas al respecto? si es así, ¿Cuáles?
  • ¿Crees que puede existir alguna relación entre esta enfermedad y el calentamiento global? ¿Cuál crees que puede ser esa relación?

13 comentarios:

  1. El genoma de orthobunyaviruses compone de tres segmentos de ARN de cadena simple, de sentido negativo,

    Como en el caso de otros virus que tienen genomas segmentados, la ocurrencia de recombinación genética se ha observado entre orthobunyaviruses en la naturaleza. Ngari virus (NRIV), que ha causado enfermedades graves humanos en África Oriental, se ha generado como resultado de la recombinación entre dos variantes Bunyamwera Batai (BUNV y BATV . Estudios previos han indicado que los virus resultantes en la naturaleza y en el laboratorio mostraron cambios no sólo en términos de antigenicidad, sino también la virulencia. Para determinar los efectos de la recombinación genética en la evolución y de la virulencia de huéspedes mamíferos, la caracterización genética de los virus aislados de campo deben llevarse a cabo, sobre todo para orthobunyaviruses, debido a su importancia de salud pública y veterinaria.
    La Empresa Alquizvetek S.L., ubicada en Zaragoza, en colaboración con Unidad de Enfermedades infecciosas, del Dpto. de PAtología Animal de la Facultad de Veterinaria de zaragoza, y en respuesta a esta nueva aparición de este tipo de virus, hemos realizado la puesta en marcha de la detección de los virus de esta familia por la RT-PCR a tiempo real para varias familias de este genero. Estamos colaborando con el centro Nacional de la ciencia de la salud en Bilthoven, Holanda, para aplicar su criterio en diferenciar entre los diferentes virus de estos subgrupos de la sub-familia bunyaviridae.

    La técnica de RT-PCR a tiempo real permite la detección de hasta 10 partículas de virus /ml de sangre, es cuantitativa y muy especifica: más del 99%.

    Para más información visitar la página web: http://www.rivm.nl/dsresource?objectid=rivmp:60483&type=org&disposition=inline

    Visitar también la pagina web de alquizvetek.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar quiero felicitar a infecciosas de Zaragoza en España por este magnifico blg que sigo con mucho interes y que creo entender tiene principalmente un caracter docente !Gracias y felicidades!
      Respecto a esta enfermedad solo querria añadir porque ayudara a su comprension que, el genoma de los Orthobunyavirus se compone de tres segmentos de RNA de cadena simple, de sentido negativo. Al igual que sucede con otros virus que presentan genomas segmentados, la capacidad de recombinación genética de los Orthobunyavirus en la naturaleza es elevada como ha podido ser demostrada . Podemos poner como ejemplo el caso del virus Ngari (NRIV), que ha causado enfermedades graves en humanos en África Oriental y que se han generado como resultado de la recombinación entre dos variantes Bunyamwera y Batai (BUNV y BATV). Estudios previos indican que los virus resultantes en la naturaleza y en el laboratorio muestran cambios no sólo en términos de antigenicidad, sino también de virulencia.
      Dr. Murray Atalanta EEUU

      Eliminar
  2. En respuesta a la primera pregunta, sobre considerar esta enfermedad como Declaración Obligatoria, en un primer momento diría que sí, ya que no se sabe con certeza si puede transmitirse a los humanos. En tal caso, sería urgente identificar con total certeza la patogenia, formas de transmisión (además de los insectos, que ya son de por sí una vía de transmisión peligrosa para los humanos por su gran distribución), sintomatología...
    Por otro lado, no parece presentar un cuadro grave en animales, ya que en unos días desaparece por sí solo, lo cual llevaría a pensar que no es tan importante como para hacerla de Declaración Obligatoria. Sin embargo, la disminución de la producción, abortos y malformaciones en fetos conlleva unas pérdidas económicas importantes.
    Como resumen, sería interesante valorarla como Declaración Obligatoria, especialmente por ser una enfermedad emergente, para así tener un mayor control sobre ella y poder controlarla lo antes posible.

    ResponderEliminar
  3. Por mi parte sí creo que debería ser una enfermedad de declaración obligatoria ya que aun no se sabe si puede ser o no una zoonosis y porque aun hay pocos casos; por lo tanto, si se combina el desarrollar los casos con el sacrificio de los afectados y en caso de los ovinos también de los progenitores se podría llegar a controlar la enfermedad e incluso a erradicarla sin que se expanda mucho mas.
    Respecto a España, si que debería estar atenta a los focos declarados en Alemania y Holanda y debería prestar atención por si se dan casos también en otras zonas. En el caso de que se de algún caso, sacrificaría al animal afectado e intentaría identificar otros posibles afectados en la zona.
    En cuanto al calentamiento global, yo no creo que esté muy relacionado ya que los casos se han dado en zonas muy concretas y existen otros muchos lugares con clima similar a Alemania y Holanda y no se han dado casos. En el artículo pone que el virus causante tiene relación con otros virus por lo que yo casi me decantaría por una nueva variante de alguno de estos virus y no lo relacionaría con el cambio climático.

    A.T.G. G20 5B

    ResponderEliminar
  4. Dado el poco conocimiento que se tiene de esta enfermedad creo que almenos ahora si debería considerarse de declaración obligatoria, para tener un mayor control de donde está apareciendo esta enfermedad, de si aparecen casos en personas, todo aquello que pueda ser relevante para poder investigar más y tener una mayor conocimiento de la enfermedad.

    Creo que España simplemente debería de informar a los ganaderos, veterinarios, y todas aquellas personas que estén en contacto con la ganadería, de que está apareciendo una nueva enfermedad. Deberían ser informados de la sintomatología que produce, de que no se sabe como se transmite, ni si se transmite a personas. Si hubiera algún indicio de que puede estar presente la enfermedad deberían de avisar a las autoridades sanitarias e inmovilizar a los animales hasta que reciban nuevas instrucciones.

    De momento creo que no se puede decir que haya una relación entre la aparición de la enfermedad y el calentamiento global, puede que cuando se investigue más y se tenga más información sobre la enfermedad si que se pueda sospechar que exista relación.

    LRG

    ResponderEliminar
  5. Desde mi punto de vista, creo que si debería ser una enfermedad de declaración obligatoria. Al ser una enfermedad nueva es vital que los granjeros informen ante la mínima sospecha, es necesario recoger datos epidemiológicos, conocer el progreso y los efectos de la enfermedad. Habría que aislar a los sospechosos, ya que no se conoce bien la transmisión (no ha descartado todavía que el virus pueda transmitirse de animal a animal), y tampoco existe tratamiento ni vacunas.
    En España, que por el momento, no se ha detectado ningún caso, se ha puesto en marcha un programa de vigilancia preventivo, para localizar en el menor tiempo posible, los casos sospechosos. Otra opción seria prohibir la importación de ganado de países donde se ha detectado el virus.
    Respecto a lo del cambio climático no creo que tenga ninguna relación, solo se han observado casos en el norte de Europa, como Alemania y Holanda, y últimamente en Inglaterra.

    EIV.

    ResponderEliminar
  6. Al existir aún muchos aspectos desconocidos acerca de este virus tales como su origen, si existe la posibilidad de transmisión entre animales de diferentes especies así como a los humanos y al no haber una prueba serológica disponible para realizar estudios de vigilancia se debería vigilar la aparición de casos compatibles y comunicar a las autoridades sanitarias competentes cualquier sospecha para poder estudiar el caso.
    Como medidas a adoptar trás un brote se podría hacer un estudio epidemiológico de la granja afectada y a las de los alrededores para poder de esta manera tener más datos. Por todo ello debería en un principio considerarse como declaración obligatoria hasta tener más datos, aunque en general los animales adultos afectados se recuperan pronto el problema viene por las grandes pérdidas económicas que supone para el comercio exterior de animales vivos y sus productos.

    Al no haber casos confirmados más que en Europa en un principio no tiene porque estar relacionado con el cambio climático.
    I.S.M

    ResponderEliminar
  7. 1.Ante la duda, pienso que si que la consideraría de declaración Obligatoria. Ya que, como se ha mencionado, puede ser una zoonosis y porque se desconocen todavía muchos aspectos de la enfermedad. También creo importante que se les comunique a los propios ganaderos de la aparición de dicha enfermedad y explicarles todo lo que se sepa acerca de ella; en especial en los países donde está apareciendo.

    2.España debería tener conocimiento de dicha enfermedad y poner en marcha la prevención de la misma. Un ejemplo sería realizar un mayor control en la importación de animales procedentes de los países afectados a nivel de epidemiología ya que no se puede confirmar mediante serología ni con ninguna prueba. Otra medida es, como ya he mencionado, comunicarles a los ganaderos la aparición de dicha patología e indicarles donde se están dando casos clínicos. Así, podrán decidir si arriesgarse a importar o no de los países afectados, teniendo en cuenta que no se puede asegurar que los animales estén infectados o no.

    3.No creo que esté relacionado con el cambio climático, ya que hubiera habido más casos en otros países con clima similar. Si que estoy de acuerdo con que puede ser una variante de algún virus.

    JII 9B

    ResponderEliminar
  8. Según la OIE, los criterios básicos para clasificar una nueva enfermedad como “enfermedad de declaración obligatoria” (EDO), están reducidos a tres factores: el potencial de propagación internacional, la rápida difusión en poblaciones que no hayan estado nunca en contacto con el agente patógeno en cuestión o su potencial zoonótico. A cada criterio se han vinculado ciertos parámetros mensurables y, si una enfermedad responde al menos a uno de ellos, se considera que la enfermedad se vuelve notificable.
    Por lo tanto, al ser una enfermedad que se está propagando rápidamente a distintos países, creo que al menos, se deberían establecer programas de vigilancia del este agente patógeno. Esto, permite recoger datos estadísticos para realizar estudios epidemiológicos, que permitirán que se establezca si el índice de morbilidad, mortalidad o potencial zoonósico son significativos como para incluir definitivamente la enfermedad en las listas de enfermedades de declaración obligatoria.
    Según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en España hay un gran riesgo de sufrir un brote de la enfermedad porque sí existen movimientos de animales procedentes de los Estados Miembros afectados con destino a España, porque sí existen los vectores en España capaces de difundir el virus y por el antecedente previo del serotipo 8 del virus de la Lengua Azul que se originó en la misma zona y llegó a España. Es por esto que es necesario establecer un programa de vigilancia frente a este virus. Se debe establecer un programa de vigilancia pasiva que permita su detección precoz. Es crucial que se desarrollen actuaciones encaminadas a informar al sector vacuno, ovino y caprino así como a los veterinarios, para que se notifique todos los casos sospechosos. Realizar pruebas diagnósticas de los casos sospechosos, que consiste en una RT-PCR “virus Schmallenberg”. Y, en los casos positivos, proceder a la notificación y realizar investigaciones epidemiológicas de la explotación y alrededores.
    También opino que sí puede existir una relación de la enfermedad con el calentamiento global. Esto es así, porque la enfermedad se transmite por algún tipo de mosquito, de lo que se deduce que un aumento de las temperaturas globales favorecerá la propagación de los mosquitos a zonas donde anteriormente no se encontraban, por tener climas demasiado fríos para su supervivencia. Y por lo tanto, la propagación del virus, junto con la del mosquito.
    J.C.V (G.10 A)

    ResponderEliminar
  9. Teniendo en cuenta que no se conocen los mecanismo de transmisión, ni se ha descartado la posibilidad de que la enfermedad se pueda desarrollar también en las personas y que aun se tienen que desarrollar pruebas diagnósticas adecuadas, si considero que, al menos por el momento, se trate de una enfermedad declaración obligatoria. Además seria conveniente una estrecha colaboración entre los responsables de la salud humana y salud animal para detectar cualquier sintomatología sospechosa en humanos, especialmente en ganaderos y veterinarios que hayan mantenido contacto con animales infectados.

    Desde España se deberían tomar medidas preventivas como una mayor vigilancia de las importaciones que se realicen desde Alemania y Holanda, avisar a los ganaderos de la existencia de esta enfermedad... Si se diera algún caso, se debería proceder al sacrificio de los animales afectados así como al aislamiento del resto y a la declaración de la presencia d ella enfermedad.

    Parece que una de las vías de transmisión es a través de la picadura de mosquitos flebotomos, aunque no esta confirmado. Estos mosquitos solo están presentes durante los meses de calor, tanto Alemania como Holanda son países más fríos, pero si las temperaturas globales han aumentado han podido hacer que estos flebotomos estén presentes allí y que hayan transmitido la enfermedad.

    ResponderEliminar
  10. Creo que sí que debería ser una enfermedad de declaración obligatoria, por lo menos, hasta que se conozcan mejor las repercusiones en sanidad animal de este virus, así como su potencial zoonósico. Hasta la fecha se sugiere que el virus se transmite primero por vectores como los insectos y, más tarde, verticalmente, in utero, pero todavía no se sabe si se transmite directamente de animal a animal o de animal a persona. Otra de las razones por las que creo que por el momento debería ser una enfermedad de declaración obligatoria es porque en el diagnóstico diferencial de esta enfermedad se incluyen enfermedades como el Virus de la lengua azul, el Virus de la fiebre aftosa, el Virus de la fiebre del valle del Rift, Virus de la lengua azul, Pestivirus y otros virus muy importantes en sanidad animal.


    La aparición de una caso enfermedad de Schmallenberg en una explotación mixta de ganado ovino y caprino en la comarca Hinojosa del Duque en la provincia de Córdoba (6.03.2012), demostró la utilidad del plan de vigilancia pasiva para la enfermedad (en vigor desde enero de este año) y la necesidad de adoptar medidas preventivas. Además otros hechos como que se produjesen en España importaciones de animales procedentes de los EEMM afectados durante el periodo en el que epidemiológicamente parece que se produjeron las primeras infecciones en los países afectados, también hace necesario que se tomen medidas preventivas en España. La enfermedad de Schmallenberg podría difundirse en nuestro país porque están presentes los vectores que pueden difundir el virus por todo el país.
    Algunas medidas preventivas que propondría serían:
    • Información de los ganaderos y veterinarios sobre la enfermedad
    • Control de los vectores del virus, mediante eliminación de zonas de cría de los vectores, desinsectación en las explotaciones y alrededores
    • Otra medida sugerida sería el retrasar la reproducción


    Creo que podría haber una relación con el calentamiento global, pero más que relación con la aparición de la enfermedad con la transmisión de esta a través de vectores. Creo que el aumento de temperatura del planeta favorece la supervivencia de los mosquitos, que pueden llegar a sobrevivir durante todo el año en muchas zonas. Además con el calentamiento global los mosquitos se desplazan a zonas en las que antes no podían vivir debido al clima, y esto favorece el desarrollo y transmisión de enfermedades como esta.

    ResponderEliminar
  11. Creo que debido a la aparición de varios focos en muy poco tiempo y a que es una enfermedad de la que se desconocen aspectos muy importantes como la patogenia o las vías de transmisión, en estos momentos,debería considerarse como enfermedad de declaración obligatoria y centrar todos los recursos en obtener mas información y establecer unas medidas adecuadas de control.
    AME(11A)
    Es verdad que el cuadro clínico no es muy grave y que la recuperación es medianamente rápida, pero el hecho de las malformaciones congénitas le da un giro un tanto preocupante.
    No sabemos como afectaría al ser humano, pero creo que toda medida que se pueda tomar ahora nos beneficiara en el futuro.

    ResponderEliminar