lunes, 19 de diciembre de 2011

Diátesis hemorrágica del ternero

Hemos decidido dedicar nuestro artículo a una enfermedad emergente, descrita recientemente en nuestro país, porque nos ha parecido interesante el hecho de que se trate de una patología desconocida por la mayoría de nosotros por su leve relevancia hasta el momento en España, pretendemos por lo tanto informar lo mas brevemente posible acerca de los aspectos fundamentales de la enfermedad incluyendo: Etiología, Epidemiologia, cuadro clínico y tratamiento.
 
La Pancitopenia Neonatal Bovina (PNB), también denominada "Síndrome de la Diátesis Hemorrágica del Ternero", se ha descrito como una enfermedad emergente en los últimos años en numerosos países europeos y ha sido recientemente descrita en nuestro país. Dicha enfermedad, que afecta a terneros menores de un mes, cursa con intensas hemorragias como consecuencia de una grave coagulopatía asociada a la presencia de aplasia de la médula ósea.
 
Los estudios realizados hasta la fecha no han permitido establecer la causa de la PNB, aunque apuntan a una posible etiología multifactorial. En este sentido, las causas infecciosas e inmunomediadas han sido las principales líneas que se han abordado en las investigaciones realizadas hasta el momento. La implicación de diversas toxinas, infecciones bacterianas y víricas (virus de la diarrea vírica bovina o virus de la lengua azul ) ha sido descartada por diversos autores debido a la ausencia de detección de estos agentes en muestras de animales con PNB. Por otro lado, se ha conseguido reproducir el síndrome en terneros tras alimentarlos con calostro de hembras que en gestaciones anteriores tuvieron terneros afectados lo cual señala el posible origen inmunomediado de la enfermedad.
 
Los primeros casos de PNB se detectaron en Alemania, Bélgica, Francia y Holanda entre los años 2006 y 2007. A partir de 2008 se ha observado un importante incremento de la incidencia en estos países, así como la aparición de los primeros casos en el Reino Unido, Italia y, recientemente, en España. En diciembre de 2009 se describieron los primeros casos y por otro lado, en marzo de 2010, Armengol y col. han descrito otro caso en una explotación de la misma zona.
 
En cuanto a las lesiones más relevantes destaca la aplasia medular y a modo de resumen podríamos decir que un caso confirmado de PNB deberá cumplir estos criterios:
  • Animales menores de cuatro semanas
  • Manifestaciones hemorrágicas
  • Trombocitopenia (<100×103 plaquetas/µl)
  • Leucopenia (<3,0×103 leucocitos/µl)
  • Aplasia de médula ósea confirmada por histopatología 
Por lo que respecta al tratamiento, los empleados hasta el momento han ido dirigidos a paliar el cuadro hemorrágico (realización de transfusiones sanguíneas, fluidoterapia intraperitoneal y subcutánea y administración de coagulantes inyectables u orales) sin obtener buenos resultados.
  • ¿Deberían remitirse los casos sospechosos de PNB a centros de diagnostico de referencia y notificar los casos confirmados?
  • ¿Debería hacerse un estudio epidemiológico mas detallado de los casos confirmados hasta el momento?
  • ¿Cual sería tu diagnóstico diferencial de la enfermedad?
 
Autores: ILS, BSL, IZB
 

6 comentarios:

  1. Bajo mi punto de vista, sí que se deberían remitir a centros de referencia los casos sospechosos, así como llegar a diagnosticarlos y en caso de ser positivos notificarlos, ya que es una enfermedad emergente que en España ha comenzado a dar casos hace poco, pero no se sabe si será algo transitorio o va a ir a más.

    Igualmente conviene hacer un estudio epidemiológico exhaustivo de todos los casos que se confirmen, para tratar de averiguar el origen de la enfermedad, ya que hasta ahora se desconoce su etiología, aunque se sospeche por los estudios realizados que pueda transmitirse por el calostro de la madre.

    El diferencial de esta enfermedad, basándonos en que se dá en animales menores de 1 mes y cursa con manifestaciones hemorrágicas, podría ser con enfermedades parasitarias como la coccidiosis bovina (cursa con diarrea hemorrágica), y la diarrea neonatal bovina (pero en esta no hay manifestaciones hemorrágicas, sino que las diarreas son acuosas).

    IVM.

    ResponderEliminar
  2. Debido a que están apareciendo los primeros casos, pienso que es necesaria la colaboración por parte de todos los profesionales relacionados, para conocer la situación real de la enfermedad. Como es una enfermedad desconocida, se tendrían que remitir todos los casos sospechosos para diagnosticarlos e intentar saber la etiología. Pienso que se debería vigilar mas a los terneros y al mínimo síntoma realizar análisis de sangre para ver si presentan panleucopenia, anemia no regenerativa y trombocitopenia. También sería importante realizar en los terneros fallecidos un estudio histopatológico, para observar la medula ósea y si hay mas órganos afectados. El diagnóstico diferencial lo realizaría también con BVD y Circovirus.
    EIV

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con los comentarios que han realizado mis compañeros con anterioridad, creo que habría que realizar un estudio epidemiológico sobre los casos que han aparecido y me alegra saber que Pfizer animal health junto con otras organizaciones de investigadores la está realizando. Está estudiando la posibilidad de si la vacunación contra BVD pueda tener relación con estos casos de PNB, ya que la enfermedad se ha detectado en explotaciones en las que los animales no estaban vacunados sobre la misma. De hecho ha tomado la decisión de suspender la comercialización de la vacuna Pregsure BVD en Alemania. El objetivo de esta suspensión es optimizar el resultado de la investigación epidemiológica puesta en marcha sobre el origen de la nueva enfermedad. Sin embargo la primera conclusión que podemos sacar es que muchos animales enfermarán con esta medida, y así se estudiará el origen de la enfermedad, ante lo cual podríamos plantear un nuevo debate:
    ¿Crees conveniente/ética la medida tomada por Pfizer para estudiar esta enfermedad?
    PPG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respondiendo a esta nueva pregunta lanzada por PPG, no encuentro ética la retirada de esa vacuna contra la diarrea vírica bovina (BVD) en toda Alemania porque esta enfermedad vírica origina importantes pérdidas económicas para los ganaderos. Además, para valorar si la hipótesis de que no vacunar de BVD favorece la aparición de la Pancitopenia Neonatal Bovina (PNB) opino que basta con “experimentar” sobre una población estudio que puede reducirse a 2 explotaciones nada más y no a todo un país.

      Por lo demás estoy muy de acuerdo con el resto de comentarios porque esta nueva enfermedad debe ser bien estudiada epidemiológicamente y me alegra que vayan saliendo relaciones que puedan aclarar cuál es la etiología de esta enfermedad, que al parecer puede tener que ver con una inmunodepresión por una infección primaria.

      Eliminar
  4. La diátesis hemorrágica del ternero es una enfermedad emergente y por ello es imprescindible que se realicen estudios e investigaciones sobre ella. En ese aspecto, el ámbito del diagnóstico es un pilar básico. Es de vital importancia conocer su sintomatología y hacer un diferencial de todas aquellas enfermedades que pueden cursar con una misma clínica. Entre estas podemos destacar las enfermedades parasitarias; la Erlichiosis en los terneros puede provocar trombocitopenia y hemorragias. Para saber si se trata de esa enfermedad tenemos que observar si en el rebaño hay presencia de garrapatas y conocer los métodos de control de ectoparásitos que se tienen en el mismo. Como enfermedades víricas, la diarrea viral bovina puede cursar con diarrea y trombocitopenia, pero en esos casos actúan las cepas más virulentas y va acompañado de muchos más síntomas (como fiebre y muerte súbita) y es de curso agudo o hiperagudo. En cuanto a enfermedades bacterianas podríamos destacar la Leptospirosis, ya que si se da de forma aguda puede dar hemorragias (mucosas y submucosas) y anemia, pero vemos que también presenta otros síntomas distintos a los de la diátesis, como son ictericia, hemoglobinuria y en la necropsia se observan focos blanquecinos en el riñón.

    Para poder llegar al diagnostico final, un estudio histopatológico de la medula ósea es la prueba más apropiada, siendo la aplasia medular la lesión más característica de la enfermedad.

    A.R.V.

    ResponderEliminar
  5. En mi ganaderia hemos tenido numerosos casos con sintomatología clara de pancitopenia, el último esta semana. Hemos vacunado durante varios años con pregsure BVD y hace tres que cambiamos de vacuna pero los casos continúan. En vacas cuyos terneros han muerto con ese problema, no usamos el calostro en sucesivos partos y los terneros no sufren la enfermedad. La cuestión es que aparecen nuevos casos que no podemos evitar. Como prueba para comprobar si la enfermedad persiste a pesar de haber cambiado la vacunación, hace aproximadamente 2 meses hemos administrado calostro al ternero hijo de una vaca que tuvo ese problema en dos partos anteriores y con 10 días el ternero empezó a desarrollar los síntomas y murió en 48 horas. Tenemos bastante incertidumbre e impotencia y los veterinarios dicen que no hay nada que hacer y no notifican ni analizan nada en los terneros, indicativo del número de casos que hay sin conocimiento de nadie. No sé si hay algún avance en la investigación de esta enfermedad o si puedo hacer algo para ayudar en la misma.

    ResponderEliminar