jueves, 10 de febrero de 2011

Cambio de dirección en la lucha contra la Lengua Azul

Comunidades como Castilla y León y Galicia confirman que los principales objetivos de la vacunación frente a la lengua azul, como son el control de la circulación viral y la protección de los rumiantes frente a la enfermedad, se han cumplido y celebran el cese de la obligatoriedad de la medida.

La lengua azul es una enfermedad infecciosa producida por un virus de la familia Reoviridae, género Orbivirus. Afecta al ganado ovino, caprino y bovino, y se transmite a través de la picadura de mosquitos, entre otros vectores. En Galicia, la enfermedad se detectó por primera vez en 2008. Llegó, según la hipótesis más plausible, en unas vacas importadas de Alemania en A Mariña. A partir de septiembre de ese año se hizo obligatoria, en la comunidad, la vacuna de todos los animales para los serotipos 1 y 8.

Año nuevo, medidas nuevas, así lo ha tomado el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino que ha establecido el fin de la vacunación obligatoria frente al serotipo 8 desde el pasado 1 de enero, y frente al serotipo 1 a partir del 1 de julio de este año.

 Esta reorientación ha sido celebrada por responsables y ganaderos de estas comunidades quienes aseguran que la aplicación de la vacuna ha causado más perjuicios que beneficios al ganado. En palabras de Adolfo Cabarcos, responsable del sector ganadero en Galicia, "Las pérdidas para el ganadero fueron mayores por la vacuna que por la propia enfermedad", y recordó además, que en la denominada crisis de las vacas locas, los estragos en la cabaña fueron cuantitativamente menores que con la lengua azul.

Por su parte la Junta de Castilla y León ha destacado también la mejoría de la situación en relación a otras importantes enfermedades ganaderas. Respecto a la brucelosis bovina, la Junta ha destacado que "el descenso de prevalencia alcanzado y el estatus sanitario logrado han permitido disminuir, durante este año, el número de chequeos anuales en las explotaciones ganaderas" y que "En Castilla y León se está llegando a niveles de erradicación en esta enfermedad en todas las provincias excepto en Segovia". En la brucelosis ovina y caprina, la caída es de casi un 50 por ciento respecto a la prevalencia del 2009. También, en tuberculosis bovina, el descenso de la prevalencia en el conjunto de la Comunidad desde 2009 ha sido del 5%, lo que ha permitido una reducción importante en el número de chequeos a los que se somete a los animales.
  • ¿Está usted de acuerdo con la nueva política de prevención establecida por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino?
  • Qué medidas llevaría usted a cabo para el correcto control de estas enfermedades?
  • ¿Piensa usted que la crisis ha podido influir en el cese de las vacunaciones? De ser así, ¿está de acuerdo?

Autores: LGL, JCMG, SPL, SDB

28 comentarios:

  1. Cuando una enfermedad es eradicada desde el teritorio parar las vacunas es una medida que racionalmente se toma, asì da eliminar la vacuna dal plan y solecitar meo el organismo de el animal. Pero essa es tiene que ser aiudada con otras medidas de control de los animales entrates, porquè al redondo puede ser que la enfermedad sigua, entonces parar la vacuna tiene un su sentido si conjunta a un control de los animales al redondo, asì tambien da evitar la presencia de animales resorvoir que infectarian los vectores.
    Un control restricto y mas vigilado de las medidas de igiene en el ganado, un control de los vectores y un control del ambiente donde los mosquitos se reproducen podria ser util asì da mantener asì la eradicacion, controlando tambien todos lo nuevos animales entrantes desde otras areas geograficas.
    Siguendo un ragionamento economico no creo pero que la crisi habia enfluido sobre tal decision, porqè no pagar en el imediato momento el costo dela vacuna podria causar un gasto mucho mas elevado despues, entonces me pareceria una decision con mucho riesgo como la enfermedad es transimitida atraves de vectores(el cual control no es siempre constante i rigido en las ganaderias).

    GB1

    ResponderEliminar
  2. Una vez cumplidos los objetivos que tiene la vacunación, es necesario plantear si merece la pena continuar con ella, dado que además de conllevar los costes de la vacunación propiamente dicha, se han detectado problemas en animales vacunados tales como caquexia, abortos, retención placentaria o mortalidad.
    Por otro lado, el comercio puede verse dificultado, ya que se prefieren intercambios con países exentos de la enfermedad y el hecho de vacunar denota que se han dado casos o han existido situaciones de riesgo.
    No obstante y dado que la enfermedad se transmite principalmente por mosquitos, será necesario poner medidas contra ellos y hacer una correcta cuarenta de los nuevos animales para evitar la aparición de casos.

    MRC-39

    ResponderEliminar
  3. Medidas de control:
    - monitorización de animales centinela para detectar la presencia del virus
    - programa de vigilancia activa para identificar la localización, distribución y prevalencia del vector, y control del mismo
    - identificación, vigilancia y rastreo de animales susceptibles y potencialmente infectados
    - cuarentena y/o restricciones de los desplazamientos durante el periodo de actividad del vector
    - vacunas contra las cepas específicas de virus que está circulando en un área y momento concretos

    BF9

    ResponderEliminar
  4. No creo que haya sido la crisis unos de los factores que llevan al cese de las vacunaciones. Es verdad que tienen un importante coste, pero en este caso parece que influye mucho mas las consecuencias de la propia vacunacion.
    Se ha comprobado que las explotaciones en las que se pone la vacuna comienzan a tener problemas y antes, los animales, respondían al tratamiento, pero ahora no responden, por lo que claramente existe una vinculación directa entre la vacuna y las muertes y el resto de problemaS.

    MOR40

    ResponderEliminar
  5. En un primer momento, sin profundizar demasiado en el tema y dado las dificultades económicas por las que pasa el país, creo que si se podría culpar a la crisis como la encargada del cese de las vacunaciones. Sin embargo, el hecho de que la vacunación sea la responsable de la aparición de problemas y muertes en las explotaciones y dado que para la completa erradicación de la enfermedad es necesario el cese de esta práctica no creo que realmente esta decisión haya tenido relación con la crisis económica.

    ResponderEliminar
  6. Mecanismos de prevención: vacunación cuando sea posible (reduce al mínimo las pérdidas asociadas a la enfermedad e interrumpe eventualmente el ciclo del vector en el animal)y eliminación de los vectores que actúan como transmisores de la enfermedad.

    MVP40

    ResponderEliminar
  7. Las asociaciones de ganaderos señalan que la aplicación de la vacuna de forma obligatoria ha causado multitud de efectos indeseables, retrasos y repetición de celos, pérdida nutricional, vacas vacías, partos prematuros, infertilidad...Lo que pasa esque no se dan cuenta que si se suspende la vacunación , las pérdidas económicas que produciría el virus de la lengua azul serían mucho mayores que los efectos indeseables que produce la vacuna.
    Una buena opción (exigida por los sindicatos de uniones agrarias) es que los seguros ganaderos cubran las pérdidas producidas por la vacunación o que se habilite algún tipo de fondo de compensación.



    JG-9

    ResponderEliminar
  8. He encontrado un artículo de Sánchez Vizcaíno; asesor científico de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (RASVE), en el que explica que, en los casos estudiados, no se ha encontrado una causa directa entre la vacunación y esos efectos, y que en algunos casos están más motivados por procesos multifactoriales ligados a la situación climatológica, al manejo y a la alimentación.
    En su opinión, "si bien es cierto que en el tratamiento de cualquier fármaco siempre puede haber alguna relación adversa, ésta siempre es infinitamente inferior que si dejamos el virus circular".
    PMM40

    ResponderEliminar
  9. A fecha de 28 de Febrero, El País publica una noticia con el siguiente contenido:
    "La vacuna contra la enfermedad de la lengua azul, dejará de ser obligatoria. Las oficinas agrarias de la Xunta sólo la suministrarán, de manera gratuita, a los propietarios de animales que lo soliciten"
    Es decir, a causa de las presiones del Sindicato de Ganaderos Galegos (SLG) la Xunta de Galicia ha decidido ofrecer gratuitamente esta vacuna a los ganaderos que la quieran emplear en sus animales, eliminando la obligatoriedad de aplicación de ésta.
    Desde mi punto de vista, la aplicación voluntaria de la vacuna representará en el marco ganadero de la zona la convivencia de rebaños inmunizados y rebaños sensibles a la infección, situación que dificultará el análisis de la evolución de la enfermedad y totalmente incompatible con una idea de erradicación del virus.

    ANC-32

    ResponderEliminar
  10. Según el MARM, es aconsejable que la vacunación pase a ser voluntaria, a criterio del titular de la explotación que, igualmente, pasará a ser responsable de asumir el coste económico de la misma.

    Me parece una decisión muy diplomática, que cesará las incesantes quejas por parte de los ganaderos. Pero desde el punto de vista practico no le veo ningún sentido. Se supone que lo que se está aplicando es un Programa Nacional de Erradicación frente a esta enfermedad. Creo que esta medida traerá problemas, en caso de aparición de algún brote, a la hora de sacrificar positivos.

    CGM-36

    ResponderEliminar
  11. conseguir la erradicacion de enfermedades en un pais es señal de una buena labor veterinaria y ganadera, y se tiene que tender hacia estos pasos y buenas actuaciones sanitarias para mantener un pais libre de las maximas enfermedades posibles.
    no creo que la llegada de la crisis haya acelerado la erradicacion, pues, es algo muy importante para el pais desde el punto de vista sanitario, economico, comercial... y no se puede permitir dar por erradicada una enfermedad si realmente no lo esta porque puede llevar cosigo un fracaso en los campos anteriores que traerian otra importante crisis al pais.

    PVA40

    ResponderEliminar
  12. en mi opinión, la retirada de obligatoriedad de la vacuna sumada al poco agrado que despierta en los ganaderos, prácticamente equivale a que deje de vacunarse, pues creo que pocos seguirán haciéndolo voluntariamente. Coincido en que no debería abandonarse así la vacunación hasta tener total certeza de la erradicación de la enfermedad.

    LBP-36

    ResponderEliminar
  13. Cualquier sospecha de lengua azul deberá ser comunicada urgentemente a la Oficina Comarcal Agraria correspondiente a la explotación. La rapidez en las actuaciones es la mejor garantía para disminuir la incidencia de la enfermedad y por lo tanto la mejor prevención.
    La lengua azul no tiene tratamiento eficaz. Una vez confirmada la enfermedad, las medidas de lucha son el control de vectores (mosquitos) y la vacunación con vacuna que incluya los serotipos causantes del brote que se trate. Se recomienda la fumigación aérea del territorio de distribución del mosquito.
    La vacunación deberá ser autorizada por los servicios veterinarios oficiales, que serán los encargados de su distribución y aplicación.

    BMB39

    ResponderEliminar
  14. Yo creo que la crisis sí ha tenido bastante que ver con que la vacuna deje de ser obligatoria, ya que supone un gasto enorme, y a que existe la presión social que insiste en que la vacuna presenta más inconvenientes que ventajas. No obstante, no hay una evidencia puramente científica de que la vacuna sea la total responsable de todos los efectos observados. Si bien es cierto que una vacunación siempre puede dar lugar a problemas (porque supone un manejo de los animales lo que conlleva una inmunosupresión y mayor predisponibilidad a sufrir infecciones. A pesar de ello parte de todos los efectos atribuidos a la vacuna, realmente no lo son, pero si el ganadero consigue que lo atribuyan a la vacuna la dministración tiene que indemnizarle por los daños.

    Se observará si realmente la vacuna tiene tales efectos tan nefastos comolos pintan muchos cuando ésta sea aplicada correctamente y no sean indemnizados, ya que será opcional.

    Por otro lado, debemos tener en cuenta que la ERRADICACIÓN como tal, no se ha logrado, sino la vacuna se prohibiría, a pesar de ello si se ha disminuido la circulación del virus. Actualmente en Europa se plantea declarar esta enfermedad como endémica, y tal como está evolucionando es lo más lógico, de forma que se dejaría de vacunar de forma obligatoria y se cambiarán los objetivos de cara ala enfermedad.

    En mi opinión debido a que los vacunos no sufren la enfermedad ( o por lo menos lo hacen con menor gravedad que los ovinos), dichas explotaciones no vacunarán, pero las explotacines de ovino quizá tengan que establecer planes vacunales no para erradicar la enfermedad sino para evitar los efectos de ella. Con el tiempo se verá si realmente es mñas grave la vacuna o la enfermedad.

    ResponderEliminar
  15. Yo estoy de acuerdo con los ganaderos, ya que no solo en esta sino en algunas otras enfermedades se ha sistematizado la vacuna, cuando la prevalencia es muy baja y dando mas problema la propia vacunacion que la enfermedad en si, muchas veces se trata de asegurarse al 100% por parte de la autoridades la erradicacion que no piensan en los ganaderos.
    En cuanto lo de que se deje de vacunar por causa de la crisis, posiblemente si, porque las comunidades andan muy justas de presupuestos y en estos casos les suponen una gran cuantia anual pudiendola ahorrar si saben que estan controladas.ALR.39

    ResponderEliminar
  16. En mi opinión creo que todos los aspectos han influido en la retirada de la vacunación, tanto el desacuerdo de los ganaderos como la propia crisis. Es evidente que vacunar al ganado tiene un elevado coste y más aun cuando los ganaderos no ven el resultado directamente.
    Aun así creo que la retirada de la vacunación se ha hecho precipitadamente, no debería hacerse hasta que hubiera pasado un tiempo preventivo desde el último brote.

    VGG36

    ResponderEliminar
  17. Considero que el uso de las vacunas ha sido la mejor medida que se ha podido establecer pese a las quejas de los ganderos y considero que notarán los beneficios pasado ya algun tiempo, aunque si bien es cierto que quien no ha conocido la enfermedad no puede ver los beneficios pues no sabe lo que un rebaño enfermo de esta enfermedad implica ni sanitariamente ni económicamente por lo tanto lo tienen fácil para quejarse, pero lo hacen gratuitamente en la mayoría de los casos.
    No considero que la crisis haya sido una causa por la que se cesa la vacunación, en el caso de que así fuera sería bastante poco ético y racional por parte del país, puesto que antes de comenzar un plan vacunal y un protocolo de erradicación se deben considerar los fondos y si es plausible asumir el coste, sino estas medidas no tienen ningun tipo de sentido.

    ResponderEliminar
  18. No quisiera pensar que esta decisión se debe a la situación económica del país, pero el cese de la vacunación obligatoria de lengua azul no debería ser consecuencia de esta crisis.
    En principio se basan en que la situación epidemiológica de la enfermedad ha mejorado desde el último año, creo que se ha tomado esta decisión un poco rápido y que se tenía que haber hecho de una forma más paulatina.
    Para los ganaderos es una gran noticia puesto que además del gasto en vacunación que se ahorran, se olvidarán también de los efectos que la misma les producía: retrasos y repetición de celos, pérdidas nutricionales, vacas vacías, partos prematuros infertilidad, etc.
    IG-9

    ResponderEliminar
  19. Queda claro que la utilización de vacunas se ha demostrado como el arma más eficaz en el control y lucha contra esta enfermedad y permite el movimiento de los animales sensibles con las adecuadas garantías sanitarias que eviten la propagación del virus. Las sucesivas campañas de vacunación establecidas han conseguido disminuir drásticamente su circulación y con un descenso muy significativo, tanto en la morbilidad como en la mortalidad de los animales afectados por el virus.
    A mi modo de ver tenemos que tener en cuenta que nos encontramos con países próximos a España con focos y por tanto habrá que luchar contra el vector y no permitir la entrada de animales infectados ( cuarentenas.
    CTM-6

    ResponderEliminar
  20. Estoy de acuerdo con la nueva política de prevención y no creo que tenga nada que ver con la crisis que está atravesando el país. Me parece una buena elección el terminar con la obligatoriedad de la vacunación ya que con ella se obtienen más daños que beneficios.

    LAL-6

    ResponderEliminar
  21. Si como dicen se ha conseguido el control de la circulación viral y la protección de los rumiantes frente a la enfermedad, veo bien que se deje a un lado la vacunación, mas aun si han causado tantos perjuicios como dicen. Ahora habría que controlar otros factores como la entrada de animales nuevos en las explotaciones y el control de los vectores.

    ResponderEliminar
  22. Teniendo en cuenta que la vacunación ya no es necesaria, el siguiente paso es la vacunación voluntaria, ya que además la vacuna produce efectos secundarios notables.
    Habría que hacer más incapié en medidas de prevención como vigilancia activa y control de los animales.

    MSA32

    ResponderEliminar
  23. Debería haber habido un estudio exhaustivo de que realmente ha sido rentable vacunar y habérselo explicado a los ganaderos, no creo que haya habido tiempo suficiente para conseguir el control deseado, pero el dinero manda y ahora veremos si en realidad es mejor no vacunar para reflexionar sobre las quejas de los ganaderos o si nos pasamos de listos y a mitad de la lucha hemos avandonado

    ResponderEliminar
  24. Los casos de lengua azul han disminuido dramáticamente en los dos últimos años, así que veo una buena medida el dejar de vacunar y más siendo una vacuna tan controvertida con las perdidas económicas que produce.

    Lo que habrá que hacer es un control de culicoides para estar atentos a una posible reaparición de la enfermedad.

    JFA-2

    ResponderEliminar
  25. No creo que la crisis económica sea el verdadero motivo de la retirada de la "obligatoriedad" de esta Vacuna. Opino que es una medida acertada no obligar a vacunar, ya que los efectos secundarios pueden ser peores que la enfermedad en si en zonas de prevalencia muy baja, y claro está, el factor económico siempre es importante.

    Creo que en zonas de muy baja prevalencia, merece más la pena centrar la prevención en la lucha contra el vector, que vacunar de forma obligada.

    A.A.N. grupo 13

    ResponderEliminar
  26. El cese de la vacunación es el proceso lógico y natural que siguen todas las enfermedades en su proceso de erradicación, así que sin duda, es una grata noticia, más aún cuando se trata de una vacuna que por sus características, siempre ha ocasionado problemas en el ganado.

    Aún así, han de continuar en marcha importantes medidas de prevención y vigilancia activa para seguir al corriente de los cambios en la prevalencia y manifestación de la enfermedad:

    - Control de las importaciones y movimientos de animales.
    - Cuarentenas
    - Análisis serológicos periódicos y sacrificio de animales positivos.
    - Vacunación exclusiva de cepas circulantes en zonas de riesgo y/o situaciones concretas.

    Considero que la crisis no ha influido en la retirada de la vacunación obligatoria de Lengua Azul. Aunque siempre se achaca a la reducción de las medidas higiénicas y sanitarias, considero que hay realidades y circunstancias que van más allá de "la crisis" y confío que siguen un criterio serio y científico a la hora de su implantación y retirada, más allá de las dificultades o apuros económicos de un sector en un determinado momento. Así que quiero pensar que ha sido fruto del buen hacer de ganaderos y administración hasta este momento, porque de lo contrario, todo el trabajo realizado hasta entonces, no habría tenido ningún sentido.

    VGP (3A)

    ResponderEliminar
  27. Me parece correcta la medida llevada a cabo por el Ministerio ya que si España es un país en el que se esta erradicando la enfermedad, creo que con unas medidas de profilaxis sanitarias adecuadas es suficiente para mantener controlada la enfermedad, además teniendo en cuenta la delicada situación económica que esta atravesando el país, creo que hay que mirar por el bolsillo del ganadero, y saber discernir entre lo verdaderamente importante y lo que no lo es, ademas teniendo en cuenta que las secuelas de la vacunación suponen un gasto económico importante ya que pueden producir abortos, perdida de esterilidad y problemas de lana que a la larga si que supondrán un problema en la economía de la explotación.
    Las medidas que llevaría a cabo serian una lucha intensa contra el insecto vector como desinfección de locales y enseres, desinfectantes y repelentes para los animales, destrucción de zonas de producción de insectos, la explotación y los pastos deben estar en zonas altas de poca humedad y alejados de zonas de agua,colocar en ventanas y aberturas mallas finas y evitar el pastoreo crepuscular.
    Pienso que la crisis si que ha hecho daño frente al cese de la vacunación, pero creo que tampoco ha sido el factor mas importante para llegar a tomar esta decisión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MS-46(se me olvidaba mi firma)

      Eliminar